El resultado

Para vivir tu mejor cosecha

La bodega solo elabora vinos tintos con una clara intención, conseguir el mejor vino tinto de Huelva. La practica enológica diaria de la bodega, va dirigida a preservar y potenciar la fruta, la mineralizad y vivacidad del vino. La crianza de los vinos tintos se efectúa con maderas seleccionadas de roble francés y americano, de las tonelerías más importantes, evitando que ésta tenga un protagonismo excesivo.

Bienteveo es el fiel reflejo del trabajo bien hecho durante cada vendimia. Es el vino del majuelo por antonomasia y cada año nos encontraremos no solo con un mejor vino año tras año, sino que reflejara cada vez mejor la identidad del viñedo. Vivo e intenso con notas de buena crianza, fresco y untuoso, con gran cuerpo y persistencia, que nos recuerda a los grandes vinos de montaña, con un corte tradicional que se acerca al estilo más moderno de los vinos actuales. El carácter de las cepas autóctonas se pule con el aporte de variedades foráneas muy bien ensambladas.

Nota de cata

De color rojo rubí, brillante, vivo y con intensidad media alta. En nariz afloran intensos aromas frutales, (frutos rojos frambuesa, arándanos, ciruela pasa) y notas de crianza, (pimienta negra, canela). Resalta la integración entre los aromas varietales y los aportados por la crianza. En boca entra con frescura y viveza lo que indica una acidez equilibrada. Untuoso, goloso con gran cuerpo, amplio y de sabor duradero y persistente.

Majuelo 915, nuestro vino más exclusivo procede únicamente de nuestro pago “La Periñaca”, elaborandose solamente en las añadas excepcionales. Es nuestro vino más personal y el que mejor refleja nuestra interpretación de la enología más moderna. Elaborado con madera de roble francés totalmente nueva, buscamos un vino de guarda de alta calidad con mucho color, algo astringente, buen cuerpo, de aromas intensos y con un largo recorrido en boca. Su producción se restringe a un ciento de botellas que no se podrán adquirir en el mercado tradicional, quedando solo al alcance de los amigos más intimo de la bodega.

Nota de cata

De color vivo a picota muy intenso con ribetes violáceos, ayudado por su no utilización de agentes clarificantes durante todo el proceso de elaboración. En nariz destaca su buena intensidad y nitidez, resaltando sus aromas sutiles a recuerdos florales acompañados con pimienta negra, clavo, regaliz y nuez moscada, junto a aromas de frutas rojas y negras. Sus notas especiadas y recuerdos tostados finos resaltan por el buen equilibrio de la madera y la fruta. Su boca es amplia, potente y fresca con mucha estructura y grandes dosis de acidez. Taninos bien integrados y suaves con un final goloso y agradable. Resultando un vino complejo y redondo gracias al tiempo embotella antes de su salida al mercado.